Página 01 | Página 02 | Página 03 | Página 04

¿QUÉ HACER CON LAS RESIDENCIAS? | Matilde Fernández

Lo que ha pasado en las Residencias de Mayores en toda Europa con el Covid19 ha sido un escándalo. El Parlamento Europeo y/o el Gobierno Europeo deberían encargar un Informe sobre lo sucedido y sus causas, país por país. Después, con las conclusiones, dedicar los fondos necesarios a resolver los fallos detectados para que no se vuelva a repetir el abandono y pérdida de vidas que las personas europeas de más edad han vivido. ¡¡Qué agujero en los diferentes modelos de Estado de Bienestar!!
En España, las organizaciones de mayores, una de ellas la nuestra, hemos elaborado documentos con análisis detallados sobre lo que había pasado y lo que hay que hacer y cambiar. Esperemos que el silencio de muchas administraciones, incluido el IMSERSO, sea porque están escuchando y leyendo esos documentos para proponernos una ruta de trabajo por la que caminar todos, para recuperar la calidad de vida de las y los mayores y para que las políticas se realicen poniendo a las personas en el centro de su acción. Una Mesa de trabajo y de toma de decisiones consensuadas es lo que se debería estar ya haciendo con todas las organizaciones e instituciones que han pensado y propuesto soluciones para las macro y deshumanizadas residencias.

A finales de los 80 y

principios de los 90, en el Plan Gerontológico, ya se decía que había que ir a la construcción de residencias de tamaño pequeño y medio y a la reconversión de las grandes existentes. Había que establecer una normativa común de requisitos mínimos. Las residencias debían tener estancias diurnas y servicio de comedor y de lavandería también para los no residentes que vivan en el entorno. Había que dinamizar su vida comunitaria con una eficaz coordinación entre instituciones y así integrar a sus residentes en la comunidad y en sus actividades sociales y culturales….
Veinticinco años después y tras los horrores de esta primera parte del 2020, hemos de recordar que el tamaño medio de los centros residenciales españoles es de 70 plazas, como en Francia (70) y Alemania (68), frente al tamaño medio en Inglaterra que es de 29 plazas y el de Suecia que es de 45 plazas. Sólo en USA el tamaño medio es mayor que en España y Francia porque tienen una media de 110 plazas.

Otro fallo de nuestras macro residencias es que las habitaciones individuales son escasas, casi todas compartidas y pequeñas, solo para dormir y nada personalizadas. Para convivir y hacer cualquier actividad hay que estar, a la vez, en espacios grandes, donde vuelve a no haber intimidad…. Podemos seguir comparando las ratios de plantillas,

el número de plazas por cada 100 personas mayores de 75 años, los servicios sociosanitarios, el copago, … hasta entender la diferencia existente entre lo que dedica España a gasto en servicios residenciales, 807 euros /año por cada mayor de 75 años, y lo que dedican Francia (1.369) o Suecia (3.425).
Adjuntamos en este número de nuestra revista nuestro Informe y los informes más rigurosos y completos que hemos leído de otras ONG, fundaciones y centros de investigación para que con su lectura, si es de su interés, podamos levantar la voz a coro, con las propuestas comunes, fuertes y líderes, que han de ponerse en marcha en nuestro querido país, en nuestra querida España, como decía el cantautor.
“Hacia un nuevo modelo de centros residenciales de personas mayores en España”. Asociación contra la soledad
https://bit.ly/2G9OvW3 

SUMARIO:

AJANE, una
Asociación…        2

Qué hacer con
las Residencias    3

Los Centros Socio-
Culturales de
Mayores….           4

1 de octubre,
Día Internacional.. 4