Página 01 | Página 02 | Página 03 | Página 04

AJANE, una asociación muy implicada en el municipio de Getxo, por un envejecimiento activo y saludable. | Iñaki Fernández Arriaga

SUMARIO:

AJANE, una
Asociación…        2

Qué hacer con
las Residencias    3

Los Centros Socio-
Culturales de
Mayores….           4

1 de octubre,
Día Internacional.. 4

En el primer número de CUÉNTAME uno de los artículos llevaba por título “Trabajamos para tejer una Red”. Participo en esa Red de la asociación Contra la Soledad por inquietudes compartidas y porque creo en la necesidad de contribuir activamente para combatir y paliar esta lacra de nuestro tiempo: la Soledad-No-Deseada.    
Afortunadamente, de momento esa cuestión no me afecta en el ámbito familiar, pero soy uno de los responsables de una asociación de personas mayores y ello me ha permitido, sin ser muy sagaz, percibir que existe el problema. Me refiero a AJANE, una de las tres asociaciones de mayores de Getxo (Bizkaia). Las tres se encargan de acoger las inquietudes de las personas mayores del municipio y facilitar su envejecimiento de una forma natural y activa. El nexo de unión con el Ayuntamiento es a través de la concejalía de Envejecimiento Activo, con la cual tenemos buena sintonía.

AJANE pertenece a Getxo Lagunkoia, organismo municipal que, adaptando las pautas de la OMS a las necesidades de los getxotarras, promueve políticas para un desarrollo urbano sostenible y amigable. Un ejemplo: las dificultades de movilidad debidas a la orografía del municipio son atenuadas por numerosos ascensores y aceras mecánicas, además de ir dando prioridad a las zonas peatonales sobre las de vehículos. Pero también, tanto en AJANE como en Getxo Lagunkoia, uno de los problemas que está en candelero es el de la soledad no deseada. De los cerca de 80.000 habitantes de Getxo,

la tercera parte superamos los 65 años. AJANE cuenta actualmente con cerca de 1.200 asociados activos –900 mujeres y 300 hombres-, de los que suponemos que 500 viven solos. ¿Cuántos están sometidos a la soledad no deseada? La respuesta no es fácil. Primero porque es difícil concretar el significado de esas tres palabras; alguien puede estar físicamente sólo sin notar soledad, mientras otros que están acompañados no se sienten integrados en el grupo. Segundo, porque el individuo que padece los síntomas de encontrarse marginado en la sociedad, no suele estar dispuesto a manifestarlo abiertamente.          
Sin embargo, aun desconociendo con exactitud el número de posibles afectados, con la perspectiva que da un puesto en la Junta Directiva, se van conociendo casos en el trato día a día. Si somos capaces de establecer una especie de encuesta- eso sí, muy sutil por la delicadeza del tema- podremos saber sobre qué personas deberemos actuar. ¿Y qué podemos hacer desde AJANE?:

  • Concienciación del uso de la tele-asistencia.
Lograr del Ayuntamiento una especie de buzón donde las personas que
  • viven solas, puedan depositar una copia de su llave del hogar, para entrar en él en caso de necesidad urgente; por supuesto con las medidas legales oportunas.
  • Llamadas telefónicas periódicas desde AJANE, recogiendo incidencias y trasladando a la concejalía de Envejecimiento Activo aquellos casos en que se vislumbra que sería conveniente la intervención de los Servicios Sociales.
  • Divulgación del problema desde la web  https://www.ajane.eu/

Una de las consecuencias de la pandemia es que ha roto la rutina de las actividades de AJANE  que permitían una socialización de las relaciones entre los mayores, sobre todo, el popular baile de los domingos por la tarde. Ese momento era esperado por muchas personas para encontrar a su lado, sentadas a su vera, otras personas dispuestas a escucharlas con la música de fondo. Puede parecer poco, pero para el que tiene menos, es importante.
Al día de hoy seguimos trastornados por la Covid19, pero se podrá superar adaptándonos a la nueva situación. En ello estamos.